II Concurso de Ideas: “Fachadas de Hormigón Arquitectónico + Cemento TX Active”

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fachadas de Hormigón Arquitectónico (ANfhARQ) y FYM (Financiera y Minera) han firmado un acuerdo para la puesta en marcha del II Concurso de Ideas: “Fachadas de Hormigón Arquitectónico + Cemento TX Active” dirigido a alumnos de arquitectura.

Este concurso supone la continuación del I Concurso de Ideas: “Nuevos Usos del Hormigón Arquitectónico”, que I+D+Art celebró el curso pasado y al que se presentaron alumnos de diversas escuelas de arquitectura, que mostraron nuevas posibilidades para dicho material en formatos y texturas. El certamen contó con un prestigioso jurado formado por Luis Maldonado, Javier Cárdenas, Alberto Peñín y, los galardonados con el Premio Nacional de Arquitectura, Marta Maiz y Enrique Herrada.

Las fachadas de hormigón arquitectónico son un producto prefabricado de hormigón destinado al cerramiento exterior de edificios. Su alta calidad, gran control dimensional y la posibilidad de dotar a los paneles de una amplia gama de acabados superficiales mediante el uso de diversas técnicas y la combinación de diferentes tipos de cemento, pigmentos y áridos de diversos colores, calidades y texturas convierten este elemento constructivo en una solución capaz de aportar un alto valor estético a las fachadas. La total libertad en el diseño de los paneles, permite también la creación de un aspecto general singular en las fachadas de los edificios, mediante el juego con formas y formatos, a modo de collage.

Por su parte, el Cemento TX Active, producido por FYM, proporciona innovadoras e interesantes propiedades a los elementos de fachada de hormigón. Su acción fotocatalítica confiere al hormigón un efecto descontaminante y autolimpiante. Las repercusiones, tanto estéticas como medioambientales, son sorprendentes. Según FYM, “el uso del Cemento TX Active está especialmente indicado para elementos prefabricados de hormigón y la necesidad de que los rayos ultravioleta actúen sobre el elemento para que se produzca el efecto fotocatalítico hace que la simbiosis entre las fachadas de hormigón arquitectónico y este tipo de cemento sea inmejorable”.

Metrovacesa vende lujo de altura en Torre de Madrid

La inmobiliaria, Metrovacesa, controlada por ocho entidades financieras, inicia la comercialización de 27 viviendas en el rascacielos de Plaza de España, en la capital, tras intentar venderlo en 2005.

La inmobiliaria Metrovacesa ha comenzado a comercializar las seis últimas plantas de su edificio Torre de Madrid, situado en la conocida Plaza de España en la capital.

El inmueble fue puesto a la venta en 2005, junto al Edificio España, situado en la misma plaza. Cinco años después y tras desalojar a todos sus inquilinos, la inmobiliaria ha remodelado seis de las 35 plantas del edificio para vender apartamentos de lujo.

Desde hace años, Torre de Madrid ha sido protagonista de una compleja reforma, que ha llevado a la inmobiliaria a vaciar por completo el inmueble, hasta entonces ocupado por oficinas (de la planta 1 a la 14) y viviendas en alquiler. El pasado viernes, Metrovacesa comenzó a vender los 27 apartamentos, ubicados entre las plantas 25 a 31, por unos 7.500 euros el metro cuadrado de media. Los pisos, cuya reforma se espera que acabe a principios de 2011, incluyen últimas prestaciones y equipamiento para la cocina.

La vivienda más grande, de más de 102 metros cuadrados, con vistas al Templo de Debod y al Palacio Real, cuesta unos 726.000 euros (más IVA). En la última planta, el precio de un apartamento de dos habitaciones y con vistas a Plaza de España asciende a 669.000 euros.  El inmueble forma parte de la cartera de Metrovacesa desde sus inicios. Inaugurado en 1957, Torre de Madrid, con 142 metros de altura, fue durante años el edificio más alto de la capital, récord que le arrebató Torre Picasso.

En 2005, el entonces presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, puso a la venta el rascacielos junto al edificio España para sufragar la compra de la inmobiliaria francesa Gecina. En el caso de Torre de Madrid, la inmobiliaria esperaba obtener entre 250 y 300 millones de euros.

Durante estos años, Torre de Madrid ha sido objeto de varios proyectos que no han llegado a buen puerto. Entre ellos, figuraba convertir el espacio en un hotel de cinco estrellas. Una idea que, según fuentes de Metrovacesa, no ha descartado acometer en el resto de plantas disponibles. Otra de las posibilidades es crear un centro de negocios. Metrovacesa aún no ha decidido comercializar oficialmente las viviendas que hay entre las plantas 14 y 24.

Reestructuración
La compañía, que apura los plazos para refinanciar una deuda de 5.786 millones de euros, se ha desprendido estos meses de una buena parte de sus activos, proceso enmarcado en su plan de reestructuración. Entre las ventas más destacadas se encuentra el traspaso del llamado triángulo de Princesa, por 122 millones; y la filial de aparcamientos, Metroparking, por 99,7 millones.